Categorías

Marcas

Hortícola de Pedralbes

 

Los pellets son pequeñas briquetas de madera reciclada con gran poder calorífico. Son una fuente de energía renovable, una de las más sostenibles que existen. Además, el uso de pellets supone un ahorro en la factura de un 50 % respecto al gasoil y de hasta un 65 % respecto a la electricidad. Cualquier instalación tradicional puede sustituirse por una de pellets.

¿Por qué el pellet es el combustible más sostenible?

El pellet es el último eslabón de una gestión responsable del bosque. Las plantas absorben el CO2 de la atmósfera para fijar el carbono en su estructura y liberar oxígeno, y los árboles viejos se talan para múltiples usos, una mínima fracción de los cuales es convertirse en combustible: en leña. En su quema no se genera más CO2 del que la propia planta ha absorbido previamente (es un ciclo cerrado), así que no se altera el equilibrio de la biosfera.

No obstante, la mayoría de madera se destina a otros usos (fabricación de papel, cartón y todo tipo de muebles, vigas, parquet, tarimas...) que requieren de un proceso industrial añadido que perjudica al medio ambiente añadiendo más gases de efecto invernadero, además de promover una tala excesiva de árboles. Teniendo en cuenta esto, la principal ventaja ecológica del pellet es que se hace a partir de todo tipo de residuos de madera; desde los que provienen de limpiezas del bosque y restos de poda hasta los procedentes de aserraderos e industrias madereras. Lo que se consigue con ello es revalorizar el residuo y promover las limpiezas de bosques.

Para la fabricación del pellet sólo se aplica un prensado a la madera, sin aditivos. Como en el caso de la leña, su combustión no libera más CO2 del que la biosfera puede absorber. Además, el pellet tiene una densidad energética de aproximadamente 5 KWh/Kg, una energía bastante superior a la de la leña (3 KWh/Kg). Su combustión es tan eficiente que prácticamente no genera cenizas y siempre se sirve completamente seco, por lo que produce muy poco humo al quemarse.

                                  

¿Cuánto puedo ahorrar con una instalación de pellet?

A diferencia de lo que sucede con los combustibles fósiles y con la electricidad, el precio del pellet se ha mantenido bajo y estable los últimos años.

Además, tal como hemos comentado más arriba, el pellet tiene una densidad energética estandarizada, con lo que podemos calcular su potencia calorífica en kWh/kg. Eso no sucede con la leña, que tiene una densidad y humedad variables y poco fiables. Estos datos (el precio bajo y estable del pellet y su densidad energética estandarizada y fiable) nos permiten calcular un ahorro en la factura de más de un 50 % respecto a la electricidad.


Contacte con nosotros

Le haremos un presupuesto a su medida, sin compromiso.

Teléfono:93 744 84 77

E-mail

Newsletter